DELITO DE FALSEDAD DOCUMENTAL EN LAS LICENCIAS DE CONDUCCIÓN VENEZOLANAS

Son muchas las penurias que vive un inmigrante cuando sale de su país, encontrándose entre los más significativos el tener que dejar atrás a sus familiares, amigos, costumbres, profesiones, en general toda su vida para “empezar de cero” y así obtener una mejor calidad de vida para sí mismo y para los suyos.

Queremos como abogados especialistas en la materia ayudar a todos sin distinción de raza, sexo, religión o edad, porque en nuestro despacho todos nuestros clientes tienen un valor incalculable, pero en el caso de los inmigrantes merecen mayor enfoque, ya que en la mayoría de las ocasiones no conocen sus derechos y este tipo de situaciones los puede hacer más vulnerables. Es por ello que en el presente el artículo queremos abordar una problemática a la que se están enfrentando muchos de los venezolanos residentes en España, los cuales al realizar el canje de sus licencias de conducir en nuestro país y entregar el documento expedido por las autoridades competentes de Venezuela, están siendo objeto de investigación por parte de los cuerpos de seguridad del estado de una presunta falsedad documental, lo que implica un posterior procedimiento penal, con todos los perjuicios que ello puede conllevar.

Esta problemática se remonta al año 2018, momento en que las autoridades españolas cancelaron el canje de las licencias de conducción con Venezuela tras detectar numerosos documentos falsificados. Sin embargo, España decidió reanudar la homologación en julio de 2019, por lo que decenas de miles de venezolanos solicitaron el canje tras esa readmisión y ahora muchos están en vilo, atemorizados por las masivas detenciones que se están llevando a cabo en los últimos tiempos.

Actualmente la Policía española ha detenido alrededor de unas 300 personas de origen venezolano, alegando la tenencia de carnés de conducir presuntamente falsos, pero existe un gran problema al respecto que merece destacarse ya que, Venezuela a partir del año 2017, creó un nuevo formato de papel con un código QR, para que los titulares lo descargaran desde la página web del Gobierno venezolano y lo imprimieran. Esto no quiere decir que la emisión de dichas licencias sea de dudosa procedencia o pretendan tildarlas como falsas, sino que son expedidas en formatos diferente a los que reconocemos de manera habitual. Es muy diferente decir que el documento no cumple con los requisitos legales requeridos para el canje por un carné español, de acuerdo con el convenio de convalidaciones entre ambos países, a calificar como falso ese documento. Conviene hacer mención al hecho de que existen variadas y diferentes tipos de licencia física de conducción expedidas por el Gobierno venezolano en los últimos años, por lo que el estudio de cada una resultará de especial relevancia en cada caso particular.

El delito de falsedad documental se encuentra recogido en el artículo 390 y siguientes del Código Penal, estableciendo penas de prisión que van de tres a seis años y multas que varían en función de la falsedad documental cometida.

Si bien la mayoría de venezolanos no pudieron emitir sus propios documentos, ni mucho menos alterarlos, habiendo sido expedidos los mismos por la autoridad competente en materia de transportes, no por el simple hecho de ser legítimo poseedor de la licencia se les exime del delito de documento falso. Se debe estar a cada caso concreto, al tipo y formato de la licencia y, en función de sus especificaciones, establecer y delimitar la mejor vía de defensa para obtener la absolución. 

Hoy en día son muchos los que han sido citados por la policía y hasta detenidos por esta situación, habiendo sido la mayoría de ellos puestos en libertad pero con cargos, lo que conlleva la generación de antecedentes penales que los afectan significativamente a los procesos de inmigración. Como todos sabemos, un alto porcentaje de venezolanos tiene residencia por protección internacional, por lo que en el momento en el que se vence el documento y haya que solicitar la respectiva prórroga, esos antecedentes policiales podrán afectarles notoriamente. 

Cada caso es individual y debe tratarse como tal. Es importante conocer todos los aspectos y hechos con detalle para poder realizar la mejor defensa posible, así como la importancia que tiene asesorarse por abogados expertos en la materia que les asistan en todas las actuaciones procesales. 

Hay que tomar acciones concretas en cada caso y cuanto antes mejor, por lo que te recomendamos que inmediatamente después de recibir una citación policial por hechos como los aquí relatados, te asesores y pongas en contacto con un abogado, no dejando de asistir a las declaraciones porque ello agravará más aún el problema. 

Deja un comentario